Viernes, 19 de Abril de 2024
  
19/04/2024 23:01:57
Política
Cobos: "Que la historia me juzgue, mi voto no es positivo"
Compartir en Facebook    Compartir este artículo en Twitter    Compartir este artículo en WhatsApp    Imprimir esta nota
Jueves, 17 de julio de 2008

El vicepresidente Julio Cobos se distanció hoy en forma dramática del Gobierno de Cristina Kirchner y votó en contra del proyecto de retenciones móviles, lo que lo ubica en una posición delicada dentro del oficialismo, pese que ratificó su deseo de continuar en su cargo.

Ante una votación empatada en el recinto, todas las miradas cayeron sobre Cobos, quien finalmente definió el rechazo de la resolución 125 girada por la presidenta al Congreso para su ratificación, a pesar de las presiones del oficialismo que lo acusó de "herir de muerte" al Gobierno.

"No puedo acompañar, esto no significa que estoy traicionando a nadie sino actuando de acuerdo a mis convicciones. Que la historia me juzgue, perdón si me equivoco; mi voto no es positivo, es en contra", sostuvo Cobos ante un clima de máxima tensión en el recinto, dividido en mitades en su voluntad ante el proyecto oficialista.

Si bien Cobos buscó evitar definir la votación pidiendo un cuarto intermedio para "encontrar una solución consensuada, que es la que esta esperando la ciudadanía", la solicitud no tuvo el aval de la oposición ni del oficialismo, que consideró "agotado" el debate.

"Hay quienes desde lo político dicen que tengo que acompañar por la institucionalidad y desde el riesgo que esto implica, pero mi corazón dice otra cosa y no creo que esto sea el motivo para poner en riesgo el país, la gobernabilidad y la paz social", sostuvo Cobos al emitir su voto.

Incluso, tras inclinarse por el rechazo a la iniciativa, el titular del Senado le pidió a la jefa de Estado que envíe "un nuevo proyecto que contemple todo lo que se ha dicho y los aporten que se han brindado" en el Congreso.

"Quiero seguir siendo el vicepresidente de todos los argentinos hasta el 2011 con la actual Presidenta", dijo Cobos para alejar así versiones sobre su posible renuncia, reclamada incluso por el jefe del bloque de senadores oficialistas, Miguel Pichetto, ante la espalda dada por el radical a la Casa Rosada.

En su argumentación, Cobos dejó en claro que jamás persiguió "ningún interés" político o económico y se mostró incluso esperanzado en que la presidenta Kirchner "va a entender" el voto el contra, puesto que -según dijo- "no sirve una ley que no dé la solución al conflicto".

A lo largo del conflicto, el vicepresidente Cobos marcó un perfil propio que lo enfrentó a la Casa Rosada: no sólo fue el primero desde dentro del Ejecutivo nacional en pedir diálogo y el envío del proyecto de retenciones al Congreso, sino que impulsó reuniones inconsultas con gobernadores e intendentes que le valieron la desautorización de la presidenta Kirchner y las críticas del Gabinete nacional.

Si bien Cobos había asegurado que los cortocircuitos con la Presidenta estaban superados, sus críticas por el manejo oficial del conflicto, que lo llevó incluso a reclamar al oficialismo la búsqueda de "consensos y no votos", lo colocó en una situación de tensión con el Gobierno, que tuvo este jueves su desenlace con su rechazo a la norma oficial.


Jueves, 17 de julio de 2008

Copyright ©2008
Surcorrentino.com.ar
Todos los derechos reservados

DESARROLADO POR:
www.chamigonet.com.ar