Viernes, 23 de Febrero de 2024
  
23/02/2024 17:36:23
Política Opinión
Los gestos de paz entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner
Compartir en Facebook    Compartir este artículo en Twitter    Compartir este artículo en WhatsApp    Imprimir esta nota
Sábado, 20 de mayo de 2023

Bs. As. (20-5-23): El Presidente envió un mensaje de unidad y convocó al acto del 25 de mayo. "Nos une Néstor", expresó. La invitación surgió tras valorar la entrevista que brindó la vicepresidenta. Tres años y medio después de un vínculo que terminó quebrado, el mandatario y la vicepresidenta lanzaron en las últimas horas dos gestos que pueden interpretarse como una vuelta de página y una mirada enfocada en el futuro. El primero, el de CFK, al destacar que el actual gobierno “es infinitamente mejor” de lo que hubiera sido un segundo tiempo de Mauricio Macri. El segundo, el de Fernández, al convocar a la Plaza de Mayo a “escuchar a la compañera de vida” de Néstor Kirchner en el homenaje al expresidente el próximo jueves. Son dos movimientos que no implican una reconciliación, pero sí un cambio de flanco ante un escenario electoral espinoso y un calendario que apremia.

Por Sebastián Cazón
Alberto Fernández aún no había asumido la presidencia de la Nación y la grieta con Cristina Kirchner ya empezaba a mostrar sus primeras fisuras. Asomaron días después de haber ganado las PASO de 2019 por diferencias en la conducción de la campaña, se agravaron con la derrota electoral de 2021 e implosionaron tras el acuerdo con el FMI en 2022. Tres años y medio después de un vínculo que terminó quebrado, el mandatario y la vicepresidenta lanzaron en las últimas horas dos gestos que pueden interpretarse como una vuelta de página y una mirada enfocada en el futuro. El primero, el de CFK, al destacar que el actual gobierno “es infinitamente mejor” de lo que hubiera sido un segundo tiempo de Mauricio Macri. El segundo, el de Fernández, al convocar a la Plaza de Mayo a “escuchar a la compañera de vida” de Néstor Kirchner en el homenaje al expresidente el próximo jueves. Son dos movimientos que no implican una reconciliación, pero sí un cambio de flanco ante un escenario electoral espinoso y un calendario que apremia.

“Néstor nos une”, lanzó Alberto Fernández para justificar la convocatoria al acto en donde Cristina Kirchner será la única oradora. “El 25/05/2003 cambió la historia. La llegada de Néstor Kirchner inició un camino de reaparición moral, justicia social y derechos humanos”, agregó sobre la jornada que conmemorará los 20 años del inicio del gobierno que lo tuvo como jefe de Gabinete. El mensaje presidencial, aseguran en Casa Rosada, fue una señal de acercamiento tras las palabras de la vicepresidenta del día anterior. Consideran que haber reconocido el trabajo que se hizo durante la pandemia y destacar que, a pesar de las críticas, esta gestión –nuestro gobierno, dijo CFK– fue mejor que un segundo mandato de Macri, es el mayor elogio que hasta el momento brindó la creadora del Frente de Todos. También admiten que el hecho de que ambos hayan confirmado que no serán candidatos descomprime la tensión.

Días atrás, el entorno de Fernández aseguraba que no estaba previsto sumarse al acto. Ahora anticipan que la mayoría de los ministros y funcionarios del espacio participarán de una jornada. Una de las grandes incógnitas es qué harán los movimientos sociales referenciados en el albertismo y, en particular, referentes como Emilio Pérsico y Fernando “Chino” Navarro, profundamente enemistados con el kirchnerismo. Diferente es la situación de otros integrantes del Evita que asisten habitualmente a las actividades de la vicepresidenta. La CGT, por su parte, ya confirmó a través de Andrés Rodríguez (UPCN) que no estará presente de manera orgánica, sí lo hará la CTA que encabeza Hugo Yasky y la Corriente Federal que lidera Sergio Palazzo. Bajo esta configuración, el acto se transformará en una demostración de fuerza de cara a los próximos comicios y tendrá la centralidad indiscutida de CFK. “Es el primer paso para ser competitivos”, sostienen en el Gobierno y se ilusionan con que sea el comienzo de una nueva etapa en el Frente.

El pecado original

En agosto de 2019 la gestión todavía no había comenzado por sí los conflictos internos. Durante la entrevista en C5N, Cristina Kirchner confesó que por esos días atravesó los primeros desencuentros con quien era su compañero de fórmula. Puntualizó dos hechos que van de la mano. En primer lugar, señaló que, tras la victoria en las PASO, por una diferencia de 15 puntos sobre Macri, “cambió la conducción de campaña” del Frente de Todos. “Ahí perdimos puntos y diputados”, detalló. La vicepresidenta hizo alusión a las decisiones que todas las semanas debatía la mesa chica de la coalición en el Instituto Patria y que después del triunfo en las Primarias se empezaron a tomar en las oficinas del Grupo Callao. “Comenzaron a tallar otras voces”, expresó.

En ese contexto, sostuvo CFK, que se achicó la ventaja que habían logrado sobre Juntos por el Cambio en las urnas. Y emparentó el retroceso al momento en donde Alberto Fernández afirmó que “el dólar a 63 pesos era un valor razonable”. Fue una declaración que brindó el entonces candidato después de conversar por teléfono con Macri, en medio de jornadas de mucha volatilidad cambiaria. Su objetivo era contribuir a calmar los mercados, avalando una devaluación del peso que rondaba el 20 por ciento. “Eso fue un error y se lo dije”, aclaró la expresidenta y dio por cerrado el tema sobre el primer gran encontronazo de la cúpula frentetodista.

“En fin. No quiero ahondar más en el pasado porque no vale la pena”, concluyó y subrayó que si Macri lograba la reelección “todo hubiera sido mucho peor". El final del relato fue leído por el entorno del presidente como el posible comienzo del fin de la disputa interna. O por lo menos un impasse hasta que estalle el próximo conflicto.


Sábado, 20 de mayo de 2023

Copyright ©2008
Surcorrentino.com.ar
Todos los derechos reservados

DESARROLADO POR:
www.chamigonet.com.ar