Lunes, 17 de Junio de 2024
  
17/06/2024 13:52:28
Interés General
Sospechado apostador con extraña suerte ganó 49 millones en la quiniela
Compartir en Facebook    Compartir este artículo en Twitter    Compartir este artículo en WhatsApp    Imprimir esta nota
Sábado, 9 de septiembre de 2023

Corrientes (9-9-23): Las oscuras golondrinas nunca dejaron de sobrevolar en el Instituto de Lotería Correntina. La denuncia por los apostadores suertudos ante la sospecha en el atraso del reloj de las maquinas captadoras de jugadas de Quiniela, y así ganar premios mayores, provocó 17 allanamientos con secuestros de pruebas el 11 de diciembre de 2020.

A casi 3 años del suceso, nunca imputados, y el expediente fue totalmente cajoneado. Aseguran que el poder político mandó congelar la causa, una investigación que apuntaba a desentrañar, uno de los mayores fraudes y choreos a dineros públicos que se vienen desarrollando desde hace más de una década.

El volumen de la estafa, podría ser incalculable. Hubo una denuncia penal presentada por el Director del periódico 1588 y del Canal Taragüí. No fueron solo publicaciones periodísticas. La acusación se formalizó ante la Fiscalía de Instrucción 6 y trabajó en la pesquisa durante un año, personal especial de Gendarmería Nacional.

La justicia registró uno por uno a los jugadores de excesiva suerte en apuestas entre el 2017 y 2018. Algunos de ellos, con estrechos vínculos con empleados de Lotería Correntina, tanto que hasta viajaron a Cancún juntos. Entre la docena de implicados, había uno que se destacaba: Mariano Rodríguez. Se llegó a descubrir que este apostador con demasiada suerte, le realizó transferencias bancarias de buenas sumas de dinero a una alta autoridad del organismo, como también a la cuenta de la propietaria de la Agencia 97 de Santa Rosa, donde realizaba siempre sus infalibles jugadas: María Eugenia Gallardo. Todas estas pruebas figuran en el expediente, que en la actualidad, se encuentra absolutamente frizado.

Como dato a recordar, en su momento fueron allanados los domicilios del actual Interventor del organismo lotérico como de su Gerente General, asimismo a los de Rodríguez y Gallardo, y también, a la casa matriz de la empresa ALTECH S.A. proveedora del sistema, ubicada en la provincia de Río Negro. Cuando explotó el caso, las extrañas apuestas inmediatamente se paralizaron.

Pasaron los meses y este medio de prensa junto a sus fuentes de información notaron que la estafa continuó con el cambio de agencia y de apostadores, aunque con igual modus operandi. Jugadas al filo del horario de cierre, casi siempre 5 minutos antes. Noticias Taragüí volvió a informar sobre el regreso de los suertudos con fechas, tipo y lugar de las sucesivas apuestas, nombres de los ganadores y el dinero recaudado, pero a la justicia ya no le interesó esta nueva tanda. Las altas cumbres del poder ya ordenaron que el tema, no se toque más, a pesar de las nuevas pruebas.

Entre los supuestos involucrados de Lotería Correntina comenzó a circular el rumor que la causa iba camino a la prescripción, y que estaba todo acordado para que eso suceda. Y posiblemente, se abriría la puerta a la continuidad del fraude. Y Así pasó. En abril de este año Mariano Rodríguez, que después se supo que gran parte de su dinero era lavado en fichas de Casinos del Litoral, aparecería a la entidad de calle Córdoba y peatonal Junín a cobrar una jugada de 3 millones de pesos, apostada claro está, en la agencia 97 de Santa Rosa de María Eugenia Gallardo.

Hasta se podría decir, que realmente esta vez Rodríguez tuvo suerte, y que sería poseedor de una de las martingalas más extraordinarias del mundo. Sin embargo el último 2 de septiembre, 6 días atrás, Rodríguez se convertiría en el más grande ganador de Quiniela de la historia de Corrientes. Apostó en la nocturna nacional, siempre en la agencia de Gallardo, al número 9277 más de 50 cupones por un valor de 150 mil pesos. Y se haría acreedor de la friolera de 49 millones de pesos de un solo saque.

Aunque usted no lo crea. Para alcanzar estos millones, Mariano Rodríguez diseñaría su apuesta en 3 cupones de 3 mil pesos cada uno a las 4 cifras. Después varios cupones a las 3 cifras también de 3 mil pesos y de 2 mil pesos, y varios cupones a las 2 cifras de 3 mil y 2 mil pesos cada uno, y también cupones de 2 mil pesos a los 5 y a los 10. Sabía con exactitud que el 9277, un número casi inusual en las jugadas, inevitablemente saldría. O quien sabe, lo apostaría posteriormente ya conociendo el número ganador con el atraso del reloj de la captadora de jugadas.

El circuito de cobró de la apuesta, se inicia con el recibimiento del ganador en recepción. De ahí se lo lleva a la sala de premios. Ahí interviene el área Unidad de Información Financiera UIF. Luego Tesorería, después Auditoría, Escribanía, Liquidación, Impuestos y Gerentes contables. Otra vez Tesorería. Gerencia General y nuevamente la UIF. Tremendo cedazo de controles, como para que durante más de una década y de caras conocidas, absolutamente nadie, se dé cuenta que están currando.


Sábado, 9 de septiembre de 2023

Copyright ©2008
Surcorrentino.com.ar
Todos los derechos reservados

DESARROLADO POR:
www.chamigonet.com.ar