Domingo, 14 de Julio de 2024
  
14/07/2024 14:45:47
Deportes
Carlos Layoy: el libreño que es récord nacional
Compartir en Facebook    Compartir este artículo en Twitter    Compartir este artículo en WhatsApp    Imprimir esta nota
Miércoles, 19 de noviembre de 2008

Con 17 años, tiene el récord nacional en salto en alto y no para de acumular preseas de oro. Carlos Layoy es una de las jóvenes promesas del deporte argentino. Nació en Paso de los Libres y hoy forma parte del plantel de atletas del Cenard, en Buenos Aires. Sueña con un juego olímpico y está convencido de mejorar sus marcas con sacrificio y entrenamiento

Carlos Layoy jamás imaginó que un esguince de tobillo a los 14 años le iba a cambiar satisfactoriamente su carrera deportiva. "Desde los 7 jugaba al fútbol en una escuelita de entrenamiento, pero cuando me pasó eso me suspendieron esta actividad y me dijeron ‘¿por qué no probás con salto en alto?’ Y de ahí en más no paré", recordó. Tres años después, este joven oriundo de la localidad de Paso de los Libres vive en Buenos Aires, en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Cenard) y lidera los ranking nacionales en su categoría, y recientemente alcanzó el récord argentino sub 18 en salto en alto. Un correntino con vuelo propio...que va por más.

En su paso por esta ciudad, para competir en los Juegos Deportivos del NEA -que se desarrollaron este fin de semana en Resistencia y donde alcanzó la presea dorada en su especialidad- Carlos dialogó con El Litoral sobre sus anhelos, deseos y proyectos deportivos.

Por sus buenas marcas logradas en su nueva disciplina elegida, a los 15, Carlos obtuvo un lugar en los Juegos Evita del 2006, donde alcanzó la medalla dorada. Al año siguiente, en la misma competencia, se subió al podio nuevamente. Su buen desempeño y rendimiento en su especialidad fue tenido en cuenta por representantes del Cenard -el lugar en el que entrenan la gran mayoría de los seleccionados nacionales, tanto los de mayores, como juveniles-; y desde el 10 de marzo del 2007, becado por la Secretaría de Deportes de la Nación, integra el plantel de atletas que se alojan en esta institución situada en el barrio porteño de Núñez.

"Cuando me llegó esta propuesta no lo podía creer, porque mi sueño era hacer deportes fuera de Paso de los Libres", contó. Atrás quedaron sus entrenamientos en el polideportivo del barrio para empezar una carrera maratónica con importantes logros alcanzados hasta el momento. Ni siquiera imaginó que utilizaría el mismo campo deportivo donde entrenan destacados deportistas que representan al país en juegos sudamericanos y olímpicos, como Alejandra García o Germán Chiaraviglio. "Jamás pensé que iba a entrenar junto a ellos, que siempre los veía en las revistas o por televisión", contó con alegría.

Sacrificio y entrenamiento

"A las 8 desayuno, luego entreno toda la mañana; a la siesta voy a la escuela y por la tarde vuelvo a entrenar. Son cinco horas por día de ejercicios", comentó Carlos al ser consultado por sus actividades diarias. En el Cenard, "aprendí a madurar, a crecer en mis entrenamientos y tomarme las cosas seriamente". Pero más allá de sus logros, lamenta su lejanía de la familia. "Este año solamente pude ir tres veces a Libres". Si bien toda su familia lo apoya en su desempeño, dice que su mamá Miriam "es la que me da ánimo por teléfono cuando me bajoneo porque extraño o no me sale alguna marca".

Con múltiples medallas doradas en su haber, incluso alcanzando el récord nacional de salto en alto en sub 18, con una marca de 2.11 metros -título que comparte con el cordobés Gerardo Canale-, Carlos se prepara para representar al país en una nueva competencia, el Campeonato Sudamericano de Menores a desarrollarse en Lima (Perú) del 28 al 30. "La primera vez que me puse la camiseta argentina no lo podía creer", contó con los ojos brillosos de la emoción al recordar aquel día.

Con la humildad y timidez que lo caracteriza, Carlos agradeció el apoyo de las personas que hicieron posible que hoy pueda ser una de las jóvenes promesas del deporte argentino. "Mi familia, amigos, los miembros del Cenard, especialmente mis entrenadores Javier Morillas y Fernando Pastoriza; la Dirección de Deportes de la Provincia y la profesora Mercedes Aguirre, que me dieron la oportunidad en los Juegos Evita, a Lotería Correntina y todos los profesores de Educación Física que me acompañaron en este crecimiento", enumeró.

"Todavía debo mejorar mi marca", afirmó Carlos, con la convicción que aún tiene mucho para dar. Un orgullo correntino que vuela alto.


Miércoles, 19 de noviembre de 2008

Copyright ©2008
Surcorrentino.com.ar
Todos los derechos reservados

DESARROLADO POR:
www.chamigonet.com.ar