Domingo, 14 de Abril de 2024
  
14/04/2024 10:52:26
Deportes
El presidente de la AFA elogió la gestión de Usandizaga
Compartir en Facebook    Compartir este artículo en Twitter    Compartir este artículo en WhatsApp    Imprimir esta nota
Viernes, 5 de diciembre de 2008

Estuvo en Rosario y dejó su sello. Como hace treinta años ocupando el sillón presidencial de la AFA. Julio Humberto Grondona siempre deja una estela indeleble cuando enfrenta a los periodistas. Siempre tiene un as en la manga para que sus palabras nunca pasen desapercibidas.

Fue el invitado de honor en el cierre del curso para dirigentes deportivos organizado por Rosario Central. Se sentó al lado del presidente Horacio Usandizaga y cortó la cinta de la conferencia de prensa con un mega elogio para Rosario: "Es un orgullo para mí estar en la ciudad del fútbol", dijo sin que nadie le preguntara nada. Luego entabló un lazo de identificación con la actual conducción del Vasco.

   "Somos muy parecidos en el carácter. Los dos somos sanguíneos y a veces decimos cosas que no corresponden. Cuando arranqué en el fútbol hace cincuenta años era igual al doctor Usandizaga. Gracias a su gestión, Central se encuentra en un camino con una luz clara hacia dónde va. Se lo dije con mucho orgullo en su momento. Es presidente de un club que tiene posibilidades concretas de seguir creciendo. No era fácil agarrar ni manejar a Central. Porque es uno de los clubes de mayor patrimonio del fútbol argentino y uno de los más importantes por la pasión de sus hinchas. Está subiendo en el tobogán y no bajando como en otros tiempos. Hoy tengo plena confianza en la institución como presidente de la AFA", explicó Grondona, secundado por un Usandizaga que a esa altura ya no entraba en la silla de lo orgulloso que se sentía.

   —¿Los clubes del fútbol argentino tienen un plazo para cumplir con la disposición de Fifa de que los estadios tengan todas plateas y los hinchas estén sentados?

   —No hay un plazo ni una exigencia. Es una disposición de Fifa para disputar partidos a nivel internacional. Aquellos clubes que no quieran colocar todas plateas en sus estadios no podrán tener una cancha para las competencias internacionales. En el 2011 vamos a organizar la Copa América, posiblemente con la venida de Japón, las sedes deberán tener las canchas en condiciones como quiere Fifa. De lo contrario, no serán elegidas.

   —¿Entonces saluda la iniciativa de Rosario Central de poner ahora todas las plateas?

   —Por supuesto. Es una muestra más del crecimiento del club. El problema surgirá porque la mayoría de los clubes del fútbol argentino al cumplir con esto se les reduce muchísimo la cantidad de espectadores. Hay que hacerlo de a poco, como quiere Central. Sé que el club realizará un esfuerzo muy importante para cumplir con esta disposición. Bueno, en un futuro tendrá sus beneficios porque el Gigante podrá ser sede en los partidos internacionales. Mucho más cuando construya otra bandeja, como está previsto. La capacidad llegaría a 35 o 40 mil, que sería la ideal.

   —¿Es cierto que tuvo que ver en la llegada de Gustavo Alfaro como técnico de Central?

   —Lo conozco a Alfaro y cuando me consultaron, dije que Central hoy es un club sano y muy importante para trabajar.


Sede Gigante
Horacio Usandizaga escuchó con suma atención la exposición de Julio Grondona. Aprobó cada cosa que dijo el presidente de la AFA con su mirada. El Vasco recién aportó su versión de la visita del Jefe cuando la conferencia de prensa ya había finalizado. Obviamente, sus reflexiones tuvieron el auxilio de su habitual verborragia. En ese tono, aseguró que Central colocará plateas en todo el Gigante pese a los problemas económicos que complican a los clubes.

   "Cumplir con esta disposición de Fifa nos traerá problemas, como la reducción de la capacidad de los espectadores y otras incomodidades. La barra brava no estará de acuerdo si hacemos esto. Pero ellos son bravos cuando se juntan 100 o 500, pero de a uno no son bravos", afirmó.

   "Quizás tengamos algunos inconvenientes cuando juguemos contra Boca, River y en el clásico. Pero haremos como en Europa, que no hay entradas para los visitantes. Quiero que el Gigante sea sede en la Copa América 2011 o en algunos de los partidos de las eliminatorias. Quiero que vuelvan al estadio las familias. Cuando empecemos a vender las plateas vamos a implementar un bono familiar con un precio accesible. Habrá gente que controlará el acceso, a chicas acomodadoras y personal de seguridad", agregó.

   Sobre la actualidad del equipo, sostuvo: "No estoy conforme. Contra Independiente merecimos ganar. Lo perdimos por un zapallazo. Cuando Ríos jugaba para nosotros nunca pateaba ni al arco".


Viernes, 5 de diciembre de 2008

Copyright ©2008
Surcorrentino.com.ar
Todos los derechos reservados

DESARROLADO POR:
www.chamigonet.com.ar