Domingo, 21 de Abril de 2024
  
21/04/2024 11:27:15
Educación
Los padres de hoy no saben poner límites
Compartir en Facebook    Compartir este artículo en Twitter    Compartir este artículo en WhatsApp    Imprimir esta nota
Miércoles, 28 de enero de 2009

La conclusión se desprende de un estudio hecho en el país. Cuáles son sus principales temores y las diferencias entre padres y madres. La autoridad de los padres se ha perdido porque, en general, para ellos resulta más fácil decir que si a decir que no.

Los padres de hoy en día no saben poner límites a sus hijos adolescentes, pese a que los problemas tanto al interior de la familia como los que rodean a los chicos en el “mundo exterior” preocupan cada vez más. Así lo determinó una encuesta realizada por la consultora D´Alessio Irol, en donde se encuestó a padres y madres de adolescentes de entre 13 y 24 años y de donde surgieron, como problemáticas preocupantes, las drogas, el alcohol, el sexo, la falta de límites y la noche.

La autoridad de los padres se ha perdido porque, en general, para ellos resulta más fácil decir que sí a decir que no. Así interpretó los resultados la socióloga Nora D´Alessio. “Decirle que "sí" a un adolescente es más fácil, porque ahorra tiempo en discusiones y justificaciones desgastantes. Sin embargo, no es lo mejor a largo plazo: a veces hay que aprender a decir "no". Hoy, los padres se están encontrando con los resultados de no animarse a poner los límites cuando son necesarios, y eso les preocupa”, explica D´Alessio.

Entre los principales peligros que destacan los padres para los jóvenes y adolescentes se encuentran los robos, la falta de límites, las drogas, la falta de oportunidades y la falta de modelos de conducta. El análisis distingue, además, entre los “problemas de afuera” y los “problemas de adentro”. El primer grupo hace alusión al miedo a los robos, los accidentes, las enfermedades, las agresiones y la discriminación. En el segundo grupo se encuentran los temas relacionados con la educación, la preparación y las fallas a la hora de marcar límites.

Hombres y mujeres, con preocupaciones diferentes. Mientras que los padres varones suelen preocuparse más por los temas relacionados a la educación y los límites, las mujeres tienden a prestar más atención a las agresiones que pueden sufrir los jóvenes en el mundo exterior.

En cuanto a las salidas nocturnas, las madres se muestran más permisiva s que los padres varones. Sin embargo, el estudio deja saber que casi todos los padres que dan permiso a sus hijos piden detalles sobre a donde van a ir, con quién, a qué hora y cuál es el ambiente de ese espacio. Además, pese a que dan permiso para salir, nueve de cada diez padres suelen quedar con sensación de inseguridad cuando los chicos no están por las noches en sus casas.


Miércoles, 28 de enero de 2009

Copyright ©2008
Surcorrentino.com.ar
Todos los derechos reservados

DESARROLADO POR:
www.chamigonet.com.ar