Sábado, 25 de Mayo de 2024
  
25/05/2024 16:33:54
Deportes
Independiente mandó a Racing al infierno 2-0
Compartir en Facebook    Compartir este artículo en Twitter    Compartir este artículo en WhatsApp    Imprimir esta nota
Sábado, 21 de febrero de 2009

El "Rojo" le ganó a la "Academia" 2 a 0, con goles de Pusineri, de cabeza y Montenegro, de penal. El partido arrancó con el conjunto de Santoro apretando bien adelante, logró sacar la diferencia y luego le cedió la iniciativa a los de Llop, que no llegaron con mucho peligro. Jugaron en Huracán, con el arbitraje de Baldassi.

Muchas emociones en juego y técnicos a pasos del abismo. El clásico de Avellaneda se mudó a la Capital Federal, más precisamente al estadio Ducó de Huracán, pero no por eso perdió la pasión en el camino. Independiente y Racing no sólo luchaban contra sus necesidades esta tarde. Y aunque estos encuentros son partidos aparte, la presión se hace notar.

Y por eso, sorprendió el Rojo en el inicio del duelo. Porque a los 3 minutos, tras un tiro libre del Rolfi Montenegro, Lucas Pusineri se sacó de encima la marca de Franco Peppino y de cabeza puso el tempranero 1-0 para la desesperación de la Academia, que arrancó abajo cuando todavía se estaba acomodando en la cancha.

Lo que siguió, sin embargo, no fue una demostración de buen fútbol. Con más empuje que ideas, ambos equipos intentaron escasamente llegar al arco rival. Pero con poco juego por abajo y mucho pelotazo se les hacía muy complicado, al mismo tiempo que el juego se tornaba aburrido.

Montenegro, una de las cartas fundamentales para crear juego en Independiente, se fue desdibujando de a poco por lo que el local empezó a atacar cada vez menos. En la otra vereda, Racing intentaba llegar al empate también mediante la pelota parada pero le faltaba la última puntada. Assmann sacó un tibio cabezazo de Lucero –tras centro de Lugüercio- sobre el final del partido, que fue una de las pocas situaciones de peligro que se pudieron encontrar en los 45 minutos iniciales.

En el segundo tiempo, unos cascos amarillos fueron –tal vez- la fuente de energía que el equipo de Juan Manuel Llop –cuya continuidad pende de un hilo- necesitaba. Desde la tribuna, la hinchada visitante mostró un look de albañil en clara referencia a la retrasada construcción de la cancha de Independiente. La Academia buscó el empate desde que salió del vestuario, Assmann sacó un tiro de Sosa que se le metía pegado al travesaño y hasta Pusineri salvó al Rojo de la caída de su arco, rechazando una pelota que estaba a punto de convertirse en el 1-1.

Pero a los 17 minutos un penal de Mercado sobre Sosa derrumbó esa ilusión de llegar a la igualdad. Montenegro fue el encargado de cambiar la pena máxima por gol –en su segundo intento, ya que hubo invasión de zona en el primero- y hacer delirar a la hinchada roja. A partir de la ventaja, Independiente fue el que propuso las mejores situaciones y empezó a mostrar mayor vuelo futbolístico, bajo el ala de un Montenegro que fue mejorando con el correr de los minutos


Sábado, 21 de febrero de 2009

Copyright ©2008
Surcorrentino.com.ar
Todos los derechos reservados

DESARROLADO POR:
www.chamigonet.com.ar