Miércoles, 17 de Julio de 2024
  
17/07/2024 17:23:49
Política
Un error de cálculo del Gobierno provoca una crisis institucional
Compartir en Facebook    Compartir este artículo en Twitter    Compartir este artículo en WhatsApp    Imprimir esta nota
Miércoles, 6 de enero de 2010

Por Julio Villalonga
El jefe de Gabinete ahora busca "judicializar" la salida del titular del BCRA, Martín Redrado, pero a primera hora lo habían "renunciado" a través de un despacho de Télam. A las 9.23 de hoy la agencia oficial de noticias Télam informó que la presidente Cristina Fernández de Kirchner le había pedido la renuncia al titular del Banco Central (BCRA), Martín Redrado.


Ante el rechazo de esa posibilidad por parte del funcionario, con la difusión de los aspectos legales que debían cumplirse para concretar su remoción según el artículo 9 de la Carta Orgánica de la entidad, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, advirtió que en rigor la jefa de Estado le había aceptado la dimisión a Redrado. Y más tarde aclaró que el titular del BCRA había expresado su intención de renunciar en varias ocasiones, en reuniones privadas con la presidente y algunos de sus ministros.

El ministro de Economía, Amado Boudou, dictaminó luego, en rueda de prensa, que "la función de Redrado terminó". Boudou fue la cara visible de la operación de canje de deuda con bonistas que se buscaba garantizar con las reservas del Central en el llamado "Fondo del Bicentenario".

A esta altura puede parecer un matiz formal, pero la clave de la crisis institucional es la negativa del presidente de la autoridad monetaria a utilizar más de 6.500 millones de dólares de las reservas para constituir ese Fondo.

Redrado consultó con los juristas del Central y con otros externos parra llegar a la conclusión de que no podían usarse esos fondos con ese fin.

El cable de Télam de esta mañana aseguraba, también, que la presidente le había ofrecido el cargo de Redrado a Mario Blejer, quien se apuró a declarar desde Francia que no aceptaría ser el reemplazante del renunciado presidente del BCRA. Blejer, de fluída llegada a la presidente, estaba de acuerdo en ocupar ese sillón sólo si el titular del Central se iba sin conflicto.

Ahora, el ministro Fernández, que estuvo detrás del anuncio en Télam de la salida de Redrado, amenazó con llevarlo ante la Justicia, probablemente acusándolo de imcumplir los deberes de funcionario público.

El artículo 9 de la Carta Orgánica del Central establece que sus directores (Redrado lo es) pueden ser removidos por un decreto del Poder Ejecutivo "previo" consejo en ese sentido de una comisión bicameral que debe constituirse con el presidente del Senado (Julio Cobos) y los titulares de las comisiones de Economía y de Presupuesto y Hacienda de la Cámara alta (hoy vacantes), y de sus equivalentes en Diputados: Gustavo Marconato es el legislador K que preside la comisión de Presupuesto de la cámara baja y Alfonso Prat Gay, de la Coalición Cívica, el del comité de Finanzas.

Aníbal Fernández sabe esto. Y debe haber reparado en que esa comisión, en caso de que se creara, podría terminar ratificando -y no echando- al titular del Banco Central, que esta mañana, en medio de la crisis, decidió mantener su agenda y se reunió con los senadores radicales Ernesto Sanz y Gerardo Morales. De ahí que Fernández concluyera que, para reparar su error de evaluación inicial, la única manera sería "judicializar" el conflicto con el funcionario designado con acuerdo del Senado.

En cualquier caso, una salida de Redrado en este contexto tiene dos consecuencias inmediatas: la primera se relaciona con el canje de deuda. Los hipersensibles mercados internacionales, que Redrado conoce bien y frecuenta tanto, podría reaccionar de manera adversa. De todos modos, a los bonistas la semana próxima habrá que hacerles una oferta concreta y -como se sabe- la víscera más sensible del ser humano es el bolsillo. Sin embargo, a nadie puede pasársele por alto La segunda consecuencia está vinculada al eventual futuro político de Redrado, que saldría "por la puerta grande", según la oposición, y se convertiría ahora sí en un potencial ministro de Economía para cualquiera de las opciones postkirchneristas.


Miércoles, 6 de enero de 2010

Copyright ©2008
Surcorrentino.com.ar
Todos los derechos reservados

DESARROLADO POR:
www.chamigonet.com.ar