Viernes, 14 de Junio de 2024
  
14/06/2024 19:01:00
Política
Garay recogió el guante y dijo que le parece bien que los concejales se interesen por los empleados municipales
Compartir en Facebook    Compartir este artículo en Twitter    Compartir este artículo en WhatsApp    Imprimir esta nota
Martes, 19 de mayo de 2020

Santo Tomé (19-5-20): . El intendente Mariano Garay abordó la cuestión relacionada a la iniciativa que surgiera en el seno del Concejo Deliberante la semana pasada cuando ingresó un proyecto de resolución donde se sugiere al DEM el pago de un plus a aquellos empleados que están afectados al trabajo de prevención y control de la pandemia del Coronavirus. Calificó de irresponsable al edil de ECO Santiago Saucedo, autor de la propuesta por haber dejado entrever que la comuna tiene en su haber una suma de sesenta millones de pesos. ¿Que rol juega la disputa en el PJ por la candidatura de 2021?
Digital Santo Tomé


Los beneficiarios serían un poco más de 60 operarios principalmente de las áreas de Tránsito, Bromatología, y Recolección de Residuos. Cabe recordar que el pasado jueves se elaboró un dictamen favorable y fue firmado por seis concejales, incluida la edil oficialista María Ordenavia. Esto, horas después provocó unos sacudones puertas adentro del gobierno comunal a punto tal que la legisladora y el contador municipal Alvaro Acuña, protagonizaron un fuerte altercado verbal en plena vía pública. A todo esto, Ordenavía había expresado el viernes que este lunes haría declaraciones periodísticas sobre el tema en cuestión, pero ello no ocurrió y no faltó quien dejara entrever que durante el fin de semana hubo varios intentos de acercamientos entre las partes, especialmente entre el propio intendente Garay y la concejal Ordenavía, cuya relación política se resintió y mucho por la actitud tomada por la única legisladora que responde al oficialismo.

Intentando bajar los decibeles, Garay dijo que “me parece bien que los concejales estén preocupados por la gente que esta en el frente de la pandemia en Santo Tomé porque son empleados que están todos los días, haga calor, frio, lluvia, abocados a esta tarea, fundamentalmente en las zonas de control. En realidad, el municipio ya les había otorgado un plus con anterioridad, pero no esta mal la iniciativa del Concejo, aunque hasta este momento la misma no haya llegado el DEM”, manifestó Garay.

Llamativamente, Garay “pegó el volantazo” y dijo que su presentación no fue de manera inconsulta por cuanto la edil oficialista María Ordenavía lo habría consultado al respecto y él habría avalado el mismo.

“Mientras el Legislativo me sugiera esta perfecto, lo que no estaría bien es que ordenen un pago de estas características porque no es facultad del Concejo Deliberante. La resolución todavía no fue girada el Ejecutivo, pero si el monto a abonar a cada empleado es de 12.500 pesos, de aquí a fin de año, para cuando se disipe el tema de pandemia sería de seis o siete millones de pesos, por lo que me parece que el monto es excesivo. Para que la gente tenga una idea, los montos del plus que suele pagar la provincia, por ejemplo, son de dos o tres mil pesos”, indicó.

Más allá de esto, aseguró que esperará que la misma llegue al DEM para devolverla al Concejo con la fundamentación correspondiente.

“La idea no es algo nuevo para nosotros, porque nosotros ya pagamos un plus a los empleados, y si la cuestión económica lo permite lo vamos a volver a hacer”, aclaró.

¿CONCEJAL IRRESPONSABLE?

En cuanto a lo manifestado por el concejal Saucedo, quien aseguró que el Ejecutivo dispone del dinero suficiente para hacer efectivo el pago de plus, Garay dijo: “No sé de donde el concejal Saucedo saca esa información, y si dijo eso es un irresponsable. La verdad es que nosotros estamos administrando de la mejor manera posible los pocos fondos con los que contamos. Hay que recordar que nosotros empezamos a recibir con la aparición de la pandemia 40 por ciento menos; fondos que de alguna manera recuperamos con el envío de los fondos nacionales, pero estos son fondos que deben ser rendidos a la provincia; y si bien esta plata no cubre todo lo que teníamos previsto recaudar reduce el déficit. Todos saben que los municipios están recibiendo en concepto de coparticipación mucho menos de lo que venían recibiendo antes de la pandemia, y se debe obviamente a que no hay actividad económica. El manejo responsable de los fondos nos permite seguir pagando en término los sueldos, cumplir con los compromisos de aumentos, pagar un plus, asistir a la población ante esta situación extraordinaria, y estar preparados para cumplir con el pago del aguinaldo en junio. Hay muchos municipios que ya están avisando que no le van a poder hacer en tiempo y forma”, afirmó.

INTERNA FEROZ ¿POR LAS CANDIDATURAS DEL 2021?

Las desavenencias que quedaron evidenciadas en el seno del oficialismo comunal tras la firma de Maria Ordenavía avalando el dictamen que “sugiere” al oficialismo abonar la suma antes mencionada a los empleados municipales, no hizo otra cosa que exponer aún más ante el escenario político santotomeño, la desenfrenada interna que desde hace un tiempo a esta parte se vive en el gabinete del oficialismo comunal por espacios de poder. En ese escenario los actores principales son el secretario de Gobierno Fabián Borda (hombre de extrema confianza de Garay) y en la vereda opuesta aparece la edil María Ordenavía y el ingeniero Jorge Argilaga quien cumple el rol de secretario de Obras Públicas. La grieta, hasta ahora muy bien disimulada por ambas partes, se profundizó tras la reciente decisión política del tamdem Garay- Borda de mandarle al “freezer” a Argilaga y sacarle toda facultad en cuanto a los manejos del área más codiciada como lo es Obras y Servicios Públicos. Esto enardeció tanto a Ordenavía como al propio Argilaga, quienes, a decir de fuentes calificadas, llegaron a plantearle a Garay que opte si les prefiere tenerles a ellos o bien a Fabián Borda.

El planteo hecho a Garay nunca tuvo una respuesta clara de parte de este, jugó a dilatar el conflicto para que con el correr de los días se termine diluyendo, cosa que en parte se puede decir que logró el objetivo. Sin embargo, con la firma estampada en el dictamen elaborado el jueves pasado, Ordenavía le marcó la cancha a Mariano Benigno y le pasó la “factura” por una supuesta falta de reconocimiento a su labor política como legisladora y más aún como su asesora legal particular.

Tras algunos cabildeos del fin de semana último entre las partes en conflicto, todo indica que por ahora “la sangre no llegará al río”, a ninguna de las partes les conviene. Sin embargo, las profundas diferencias están planteadas claramente y de ahora en más Garay deberá tener la cintura necesaria para evitar que la puja entre Borda para con Ordenavía y Argilaga, no termine minando aún más la estructura de su gabinete. El intendente necesita de ambos, tanto de Borda como de Ordenavía, ambos tienen aspiraciones políticas y no lo disimulan. El agente aduanero devenido en funcionario municipal, ya manifestó a sus laderos más cercanos que el año 2021 es su turno en la carrera a la comuna y para ello, debe despejar el camino de posibles contendientes, sea al costo que fuere.

En tanto Ordenavía, se muestra más cautelosa al momento de hablar de su futuro político, pero sabido es que las aspiraciones están a la vuelta de la esquina. Prueba de ello fue que tuvo la posibilidad de ser candidata a senadora provincial por el denominado sector de los intendentes del PJ en los comicios del año pasado, y luego ya sobre el cierre de inscripción de las listas de candidatos a concejales, logró desplazar a Marcelo Giménez del primer lugar. Demostró tener personalidad en momentos claves y aun siendo minoría en el Concejo Deliberante defendió a capa y espada las iniciativas del Ejecutivo Municipal.

Ahora bien, ¿Qué será del futuro político de Mariano Garay? ¿Será candidato a la reelección?

Ante estos interrogantes, Borda no disimula su deseo de ser candidato a intendente, pero por delante está la interna del PJ o bien los acuerdos que se podrían bajar desde Corrientes Capital y hasta de Buenos Aires para ver quién será el “caballo” que corra en nombre del justicialismo. Todos los saben, que las mediciones que se hagan oportunamente sobre quienes quieran ser candidatos, serán determinantes. Por ahora las cartas están echadas sobre la mesa con un final quizás impredecible. Lo que sí es predecible es que, a la luz de los últimos acontecimientos, nadie tiene la vaca atada y en el PJ se vienen instancias políticas para alquilar balcones. Y el otro gran interrogante es ¿Que hace Víctor Giraud por estas horas?.



Martes, 19 de mayo de 2020

Copyright ©2008
Surcorrentino.com.ar
Todos los derechos reservados

DESARROLADO POR:
www.chamigonet.com.ar