Martes, 16 de Julio de 2024
  
16/07/2024 17:24:17
Deportes
Nalbandian jugó como un maestro y otra vez es finalista en París
Compartir en Facebook    Compartir este artículo en Twitter    Compartir este artículo en WhatsApp    Imprimir esta nota
Sábado, 1 de noviembre de 2008

David Nalbandian dejó claro que, a esta altura de la temporada y sobre las superficies más rápidas del circuito, es el número 1 del mundo. Al igual que en 2007 -cuando se alzó con el título-, está en la final del Masters Series de París, el último del año. Hoy, 2 horas y cuatro minutos de juego, venció a Nikolay Davydenko por 6-1, 5-7 y 6-4.

El cordobés deberá enfrentar mañana al ganador del al francés Jo-Wilfried Tsonga -quien venció a James Blake por 6-4 y 6-3- y, en caso de ganar, se asegurará una plaza en el Masters de Shangai, donde juegan los ocho mejores del año. Claro que él ya advirtió que no lo jugaría para preservar su físico para la final de la Copa Davis ante España, que se disputará desde el 21 de noviembre en Mar del Plata.

El que ya está clasificado a Shangai es Juan Martín Del Potro. La caída de Blake ante Tsonga le aseguró a "La Torre de Tandil" un lugar en la elite del tenis mundial. Del Potro ya declaró que, a pesar de sus inconvenientes físicos, no se perderá por nada la oportunidad de vivir esa experiencia en China.

El duelo entre Nalbandian y Davydenko, esta mañana de la Argentina (tarde en París) comenzó de manera sorprendente. No por el presente de los jugadores, sino porque David venía de un partido complicado anre Murray y el ruso de apenas 47 minutos sin mucho desgaste ante un lesionado Nadal.

Pero, más que descansado, Davydenko pareció fuera de ritmo. Los primeros cinco games transcurrieron en apenas 17 y el unquillense sólo perdió tres puntos. Con el 5-0 en la pizarra, el ruso se acordó de jugar, pero fue demasiado tarde y David se llevó la primera manga con un 6-1 implacable en 28 minutos.

En el comienzo del segundo set parecía que se iba a repetir el desarrollo. Nalbandian quebró en el tercer juego y se puso 2-1 arriba. Sin embargo, Davydenko se recuperó enseguida y el partido no tuvo más quiebres hasta que David sacó 5-6. Allí, el ruso tuvo su pico más alto de rendimiento y quebró en cero para llevarse el segundo parcial por 7-5 en 54 minutos.

El tercer set fue un reflejo del partido. El desarrollo del juego dependió más que nada de lo que Davydenko podía o no podía hacer. Nalbandian, tras el gran nivel demostrado ante el escocés Andy Murray, esta vez tuvo que dedicarse a poner la pelota del otro lado de la cancha.

El ruso, número 6 del mundo, arrancó mucho mejor la tercera manga y parecía que tenía el partido a su disposición. Sin embargo, su ya conocida inestabilidad le jugó una mala pasada y en el séptimo juego David consiguió el quiebre que, finalmente, le valió el partido.

Con el marcador 4-3 a su favor y el saque, Nalbandian no volvió a fallar. Ya 5-4, sacó para partido y tuvo un juego impecable. Pero el encuentro se cerró como tenía que ser: con una pelota del ruso en la red.

Las estadísticas lo reflejan, Davydenko superó al unquillense en tiros ganadores (28-16), pero la diferencia fue aun más amplia en errores no forzados (45-30).


Sábado, 1 de noviembre de 2008

Copyright ©2008
Surcorrentino.com.ar
Todos los derechos reservados

DESARROLADO POR:
www.chamigonet.com.ar